EL PAPEL DEL PSICÓLOGO FORENSE EN LA ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA.


Comenzaremos por señalar el nexo de unión entre Psicología y Derecho, aquello que hace que ambas áreas de conocimiento se encuentren y trabajen en una misma dirección.
Por su parte, el Derecho, es la disciplina encargada de regular la conducta de las personas que viven en sociedad, para lo que fija límites y normas destinadas a regular y asegurar la convivencia y procurando el cumplimiento de las mismas.
...La Psicología, en su caso, se ocupa del estudio del comportamiento; analiza, predice, mide y modifica la conducta del ser humano que vive en sociedad.
Es este precisamente ese nexo de unión del que hablábamos, la conducta del ser humano inmerso en la sociedad; la una la pretende regular, mientras que la otra la estudia y sienta las bases científicas para su modificación.
A lo largo de las distintas reformas penales en nuestro país, el modelo de justicia se ha ido encaminando en un sentido garantista, donde se asegura a los ciudadanos el derecho a defenderse, utilizando para ello todos los medios legales a su alcance. En este sentido, jueces, fiscales, abogados defensores,... encuentran limitaciones en su conocimiento de otras disciplinas científicas que se hacen precisas para asegurar ese derecho a la defensa tan trascendental en nuestro sistema de justicia.
Es aquí donde entran en juego los peritos de las distintas disciplinas que pueden actuar en un procedimiento judicial. De esta forma, diremos que perito es "la persona que, sin ser parte del proceso, emite declaraciones sobre hechos que tienen carácter procesal en el momento de su captación, para cuyo conocimiento o apreciación son necesarios o convenientes conocimientos científicos o artísticos. La declaración que emiten los peritos se denomina informe o dictamen pericial. Su actuación tiene una notable importancia, en cuanto que descubren al Juez, en base a los conocimientos especializados que tienen, procesos técnicos o reglas de experiencia de los que él puede carecer." (Serrano Bermúdez, J.M., 2010).
De esta forma, el psicólogo forense, podrá ser llamado por el Juez como asesor especialista en aquellas cuestiones referentes a la Psicología que escapan a su conocimiento, actuando de oficio (si es designado por el Juez) o de forma privada cuando la pericial se realiza para una de las partes en litigio (a petición del propio abogado en pro del derecho de defensa de su cliente).
Las áreas del derecho en las que se intervendrá con la realización del informe pericial psicológico serán el derecho de familia, civil, penal, laboral y el ámbito de menores.

Escribir comentario

Comentarios: 0