¿QUÉ ES EL ENVEJECIMIENTO ACTIVO?


 

   ¿De qué manera quieres envejecer?,....¡¿Qué te parece la pregunta?!, ¿lo estás pensando?
   Yo sí lo pienso a menudo, imagino cómo podrá ser la vida cuando esté jubilada, cuando disminuyan el número de responsabilidades y tenga tiempo para mi, con libertad para elegir qué hacer con él. ¿Te das cuenta?, es todo lo que desearías tener ahora: tiempo, tranquilidad, libertad y todos los conocimientos que te han proporcionado las experiencias que has vivido a lo largo de los años. Entonces, vuelve a pensarlo,...¿cómo quieres envejecer?, ¿qué vas a hacer con tu vida?, ¿lo ves como una oportunidad para seguir desarrollándote, para ser feliz y vivir plenamente?, ¿o eres de los que siguen pensando que ser mayor es dedicarse a sentarse frente al televisor a esperar mientras la salud se va escapando?
   Ni qué decir tiene que, en ocasiones, nos puede sobrevenir una enfermedad que nos limite para hacer muchas cosas y, aún así, ¿qué harás?, ¿quedarte inmóvil esperando empeorar cada día?, ¿vivir en la queja, la tristeza y....¡LA DEPENDENCIA!?. Podrías decirme que la salud es algo que no se elige, que te puede tocar algo que te incapacite, y es verdad, no vivo en una nube. Pero, ¿de verdad no habrá nada, ¡nada!, que puedas hacer para tener una vida mejor, más plena, en la que sientas que cada día te levantas para hacer algo?
Hawking experimentando la ingravidez en la NASA.                                          
    Pondré el ejemplo del que todo el mundo habla, pero es que es sumamente representativo y aplastante para defender este argumento: ahí tienes al señor Stephen Hawking, un físico teórico, astrofísico, cosmólogo y divulgador científico brillante, de los más importantes de nuestro tiempo, que lleva postrado años en su silla de ruedas a causa de la ELA, diagnosticada cuando aún estaba en la Universidad de Oxford a sus 21 años. Pues en este estado, se ha casado dos veces y es padre de tres hijos y, por supuesto, su trabajo sobre la investigación del universo y de la física teórica demuestran que los impedimentos nos los ponemos nosotros antes que las propias enfermedades.
  A parte de todo esto, y pensando que no nos tiene por qué tocar una enfermedad invalidante,... ¿qué es envejecer activamente? Pues antes de nada te diré, que envejecer activamente es nuestro derecho y nuestro deber, porque tiene que ver con nuestra calidad de vida, nuestra autoestima y nuestra felicidad cuando llegamos a ese momento del desarrollo vital en el que comenzamos a encauzar la última etapa de nuestra vida. Yo desde luego, si llego, quiero saber manejar mi tiempo, mi libertad y todos los conocimientos que la vida me haya dado, para ponerlos al servicio de mi felicidad y de quienes tenga al lado. Si me toca alguna enfermedad que curse de tal manera que acabe por no ser consciente para poder elegir, mientras llega ese momento y, estando ya sobre aviso, intentaré seguir envejeciendo activamente mientras pueda, lo demás ya no estará en mi mano, claro, pero eso sí, lo que dependa de mi, se hará.
   Y dicho todo esto con la intención de despertar la motivación de quien me lea, debemos pasar a explicar en qué consiste el envejecimiento activo.
   Una de las definiciones que más me gusta es la siguiente: "el envejecimiento activo es el proceso por el cual se optimizan las oportunidades de bienestar físico, social y mental durante toda la vida con el objetivo de ampliar la esperanza de vida saludable, la productividad y la calidad de vida en la vejez." Destacaría de esta definición el verbo optimizar y las palabras bienestar, esperanza, saludable, productividad y calidad. Y es que envejecer es el proceso natural hacia el que todos vamos, así es que más nos vale saber aprovechar la oportunidad de mantenernos en un nivel de actividad que nos permita tener una vida satisfactoria, intentando entender que hacerse mayor no tiene por qué ser una complicación, sino una oportunidad para seguir desarrollándonos.
   El objetivo principal es darle a las personas mayores la posición que se merecen en nuestra sociedad y que participen plenamente en ella. Ellos son un tesoro que no sabemos valorar como se merecen, y su capacidad para aportar montones de cosas a los que venimos detrás es inmensa. Pero no solo la necesidad de que todos cambiemos nuestra forma de ver esto es suficiente, lo primordial es que todos tengamos la inquietud de no dejar de hacer cosas por el simple hecho de que los años se vayan acumulando, de hecho, cuantos más años, más experiencias y más cosas que aportar a los demás.
   Son muchas ya las personas que se ha apuntado a esta forma de seguir desarrollándose en la vida y de ahí que cada vez más sean las actividades diseñadas y dirigidas a las personas que quieren envejecer activamente. Nunca es demasiado temprano para empezar, porque envejecer activamente es una actitud en la vida, una mentalidad, es el hecho de tener claro que mientras estemos aquí necesitamos tener ocupaciones y metas, sentirnos útiles y trabajar, en la medida que cada uno podamos, sobre nuestro cuerpo y nuestra mente, buscando la mayor calidad posible en lo que a salud se refiere, tanto física como psicológica. Y es que todo forma parte de un todo, si no tienes salud física se trastoca la psicológica y, de la misma manera, si estamos psicológicamente mal se resentirá nuestro cuerpo, sin duda. ¡Pues trabajemos en ello!, otra cosa serán las exigencias que nos marque la vida y sobre las que no podamos tener control. No perdamos de vista que cumplir años con salud es acumular conocimientos, experiencias y valores que las nuevas generaciones pueden aprovechar.
    Y, ¿qué hace una persona que sabe envejecer activamente?, desde luego no estancarse, seguir acumulando conocimientos, seguir aprendiendo cosas nuevas, moverse, hacer ejercicio físico, participar activamente en su entorno social y familiar, cultivar las amistades, enseñar a otros lo que ellos saben, ayudar a otros más necesitados, participar en las actividades que se ofrecen en el barrio, en el pueblo, acudir a eventos, formar parte de alguna ONG y hacer voluntariado.....bla, bla, bla,...¡tantas cosas como se te ocurran y se adapten a tu situación! Si no puedes salir de casa Internet es una ventana abierta al mundo y los libros otra abierta al conocimiento, o las manualidades, escribir sobre las propias vivencias,...en definitiva, hacer cosas que nos hagan estar activos, sanos mentalmente, que alimenten nuestra autoestima, nuestra percepción positiva de nosotros mismos y, sobre todo, olvidarnos de la imagen trasnochada del anciano o la anciana sentados siempre en "su sitio" esperando a que alguien llegue a darle sentido a su día, porque créeme: la única persona que puede dar sentido a lo que pasa cada día de su vida es uno mismo, mediante lo que hace, lo que piensa y valorando lo que siente.

Escribir comentario

Comentarios: 0